3 oct. 2011

¿Poner música que mole a todo el mundo por la cara?

¡Claro que sí es posible! Y nunca mejor dicho. Para ello existe: Automatic DJ

Pero ¿Qué es Automatic Dj? Es un paquete de software diseñado para reconocer facialmente los gustos musicales de las personas.

¿Cómo es ésto posible? Pues lo es gracias a las diferentes APIs que utiliza, de modo que puede contrastar fotografías con Facebook, y mediante el reconocimiento facial (recordar que Facebook también reconoce caras para el etiquetado) y otras aplicaciones, obtener la información necesaria sobre los gustos musicales de la/s persona/s reconocida/s y recomendaciones.

Aquí tenéis el video explicativo de los creadores, muy ilustrativo:


En el principio de los tiempos, un Dj pinchaba la música que le gustaba a él, y un buen Dj, la que le gustaba a su público. Gracias a este programita, la máquina sustituirá al ser humano para ocupar su lugar... O eso es lo que dicen la mayoría de los artículos relacionados.

Cierto es que sería muy útil para ponerle la cancioncita que te deje tierna al(a) chic@ que te intentas ligar, o quedar bien con el grupo de amigos volviendo loco al programa con tanta foto de tanta gente y tanta recomendación... Pero ¿dónde dejamos la interactividad? Eso de ir al pinchadiscos y decirle "ponme el Paquito el Chocolatero" que aunque sea una de las canciones más odiadas de todas las verbenas, cuando estamos un poco alegres nunca está de más el movimiento de las caderas a su son.

¿Y el conocer música nueva que si no fuera en lugares ajenos no podrías llegar a conocer? Porque es cierto, la buena música siempre se descubre de forma accidental en los sitios más insospechados, pero si llevas tu cara encima con tus recomendaciones, y nada más verte te ponen lo que "te pega", al final llegarás al círculo vicioso de escuchar siempre lo mismo sin salir de ese estilo, sin fin.

¡También tenemos derecho a escuchar música que no nos guste! O incluso a que nos guste de tanto escucharla por obligación ¿no?

Desde luego es una idea genial un programa de este tipo. Pero sin duda, lo que más preocupa es, de nuevo, más sobre lo mismo: La privacidad y la información que dejamos de nosotros a través de las redes no ya sociales, sino por internet entero, cuyo flujo inintermitente nunca para de fluir.

Más información:



Y para cerrar esta entrada, el vídeo más cutre que he encontrado XD jajaja