14 jun. 2013

Experimentando con los productos de Google: Adwords y Adsense

Si seguís alguno de mis blogs, habréis visto aparecer (si no tenéis activado Adblock XD ) relativamente hace poco, unos anuncios en la esquina superior derecha... ¿Qué es? Pues bien, es el resultado de mis enreos con Adsense.


  • Adsense es el servicio que ofrece Google a los blogueros y weberos para ofrecer sus sitios online como soporte para los anunciantes que tiene asociados.



  • Adwords es el servicio que ofrece Google a sus anunciantes asociados para que usen su tremenda red de Display, que no es más que el cúmulo de canales de youtube, blogs y webs que están inscritos en Adsense.


Bien, la verdad es que no tengo pensado hacerme rica con este método, pero todo lo que sea "experimentar" me puede.

¿Y cómo que me ha dado por ahí? Ahora que soy Técnico en Comercio Exterior, y bien antes también, he tenido inclinación por la publicidad, contrapublicidad (Consume hasta morir), e commerce, marketing, marketing online y todas esas cosas, supongo que el comportamiento humano me fascina, y la forma de influir en él tan explícita que tienen estos campos, pues también.

Hace un par de meses, cuando comencé a profundizar en aquello del SEO u optimización de los motores de búsqueda (el oscuro mundo del SEO, os hablaba de ello aquí), me preguntaba sobre la deshumanización que está sufriendo el proceso del mundo publicitario donde sólo se miran números y se crean algoritmos para valorarlo todo. Ya nadie (o casi nadie) se preocupa por la creación de contenidos de calidad (aunque nadie te lea: Twittear sin leer, nuevo deporte olímpico - genial slug con "ustedes los lectores son egoístas y despiadados"-), la originalidad y no la mera copia (herramienta para encontrar plagios: copyscape) y la interacción social ( genial artículo: Hemos perdido el arte de las relaciones sociales).

Llevo viendo evolucionar este mundo digital, y aunque las propuestas son convincentes:

  • Sólo paga el anunciante por cada click efectivo en su anuncio, sólo cobra el anunciador un pequeño porcentaje de lo que paga el anunciante cuando alguien hace click en el anuncio y va a la otra página.
  • Puedes elegir como soporte más o menos qué contenidos pueden emitirse en tu red (puedes bloquear hasta 50 temáticas diferentes, que se queda corto para una satisfacción total)
  • Tus anuncios entran a juego en un complicado algoritmo de puja en el que tu mente es el que ha de establecer los criterios más adecuados según tu presupuesto
Continúan emergiendo gurús que venden su alma alabando este método. Y lo peor de todo, es que la mayoría de gurús basan su método en un SEO no tan blanquito.

En unas de las charlas que fui no quiero decir dónde ni nombrar, recomendaba crear una serie de cosas que entrar en contradicción con el buen uso de la red. Pero se enorgullecía de tener 400 seguidores en la página que administraba. Aún podría hacerlo BIEN y mejor si no vendiera su ética a los números, pero eso no es lo que quieren los que pagan sus servicios.

El 14 de mayo me desplacé a Málaga a un #GoogleAcademies, y quedé encantada con las charlas. Eché allí todo el día, y pasamos desde conceptos básicos (Red de Búsqueda), a usar los códigos promocionales que están regalando, creación de anuncios, optimización de campañas,  a otros conceptos más complejos (Red de Display), orientaciones, formatos, remarketing, etc


El esfuerzo de alfabetización en Adwords que está haciendo Google gratuitamente no tiene parangón, pues están abriendo un nuevo nicho de empleo en el que sólo los más avezados podrán medrar.

Aún así, en alguno de los blogs que gestiono, siguen llegando correos de dudosa procedencia prometiendo el oro y el moro, que sólo son sitios de tráfico de enlaces donde te cobran y al entrar en sus webs te intentan infectar con virus... o tal vez prometen colaboraciones gratis a cambio de enlazarlos, y al buscar su identidad ves que son copias de otros blogs y que la firma de sus autores, es inexistente, o bien no concuerda con el nombre que te dieron (qué pocas luces, en fin...)

Por todo ello, e hilando con el comienzo de esta entrada, he preferido comenzar a experimentar con Adsense, porque aunque esté estudiando Adwords por mi cuenta, quiero ver hasta qué punto es rentable y fiable este nuevo método, e identificarme tanto con el anunciante como el anunciador (empatía que se llama). 

Dejo a vuestro propio hilo de cavilaciones si realmente creéis que éste método de valoración numérico por clicks de individuos a los que a través de las cookies se segmentan como nichos de mercado, es lo suficientemente bueno como para aprender toda esta nueva "ciencia", y dónde quedó aquello de la publicidad pensada para tu mercado potencial, con la incertidumbre de si les llegará o no.

Tened en cuenta, que con éstos métodos, toda la publicidad que se muestra pero no se pincha es en cierto modo "gratuita", porque está ahí, pero ni se cobra por el anunciante ni por el anunciador. Tampoco aquella publicidad del "boca a boca", en la que aunque el público te conozca, no vuelva a clickar hasta que le salga de las narices, persiguiéndolo con el remarketing hasta que, o cae, o te elimina. Tampoco cuenta que mi click lo vean las personas que miran por encima de mi hombro en la biblioteca, o hable de ello fuera de internet (tanto bien como mal). Es el ansia por el control, saber quién pincha dónde cómo y qué, exacerbado con los datos que muestra nuestro gran aliado Google Analytics, el que lleva esta paranoia a su máxima expresión.

Otro día os hablaré de cómo controlar la publicidad que nos muestra google en nuestras cuentas de gmail. Otro caso más de cómo nosotros hacemos parte del trabajo, en pro del beneficio de ambos (sí, la publicidad es útil si está bien enfocada, pues te permite encontrar webs de interés. A mí me ha servido para encontrar vacantes de universidades, trabajo, etc)