10 ago. 2013

Ética Visual o cómo las imágenes percibidas afectan a nuestros valores

En la anterior entrada sobre Secret Situation, encontré a un usuario en Slideshare llamado Cn08 que tenía esta presentación...


Al darle a "me gusta" y suscribirme en esta red de diapositivas, me salieron recomendaciones también interesantes y relacionadas con el tema:


Ésta presentación me gusta particularmente. Da directrices como el uso de la empatía para saber cómo actuar a la hora de publicar una foto. Muy aclarador.


Tras verlas todas, y reflexionar en lo que se llama que estamos sufriendo como "Crisis de Valores", podemos comprobar que los Valores Éticos también están perdiéndose en cierto modo. O al menos, los valores éticos visuales. Parece ser que en la publicidad, el alentar modelos de belleza imposibles como veíamos en las primeras diapositivas de modelos (cremas faciales, portadas de revistas), o generando sus cuerpos por ordenador (H&M) no parece importarle a casi nadie. ¿Qué sucede con la miríada de adolescentes que tienen la expectativa de llegar a ser como esas modelos inexistentes?

En el caso del soldado en Iraq, al fotógrafo le costó la fotocomposición su puesto de trabajo en 2003, que ejercía desde 1998. Y es que, en el código del diario estaba claro que las imágenes deben transmitir la verdad. Más fácil hubiera sido que eligiera una de las dos fotografías que hizo, y no que las uniera para que quedara más artístico, o lo que buscara.

En los casos de la comida que salen anunciando y lo que realmente nos sirven para atraernos a los establecimientos, también se ve claramente que crean unas expectativas que no cubren. Hamburguesas, tacos, precocinados... Lo más gracioso, es que para realzar ciertas características de los alimentos, acaban haciéndolos incomibles para que estén "más bonitos" ante las cámaras.

Deportistas flotando en el aire, balones donde no deberían estar, o están más veces de la cuenta... Todo para dar mayor sensación de realismo que la que el propio fotógrafo pudo captar... Más intensidad. Mayor contraste de colores...

Sin embargo, la sociedad lo acepta, y sólo en determinados casos se denuncia. Hoy día supongo que tienen mucho más cuidado al retocar fotos, pero la del discurso de Bush con los soldados repetidos para que pareciera más multitudinarios también tiene su aquél...

Dientes blanqueados, aumento de pechos, reducción de nalgas... Ya no sólo los protagonistas famosos inspiran la confianza en el producto, sino que ellos también son retocados. Fotos oscurecidas para hacer parecer más culpable, desaparición instantánea de arrugas que misteriosamente volverán a aparecer, blanqueamiento de la piel de Beyoncé...

Con el tiempo, sin lugar a dudas, nos hemos vuelto más permisivos. Sabemos que las marcas nos mienten con su publicidad engañosa, pero aún así seguimos confiando con fe ciega en sus productos, que acabamos comprando. ¿Recordáis los anuncios de Axe?

Y lo peor, es que ese modelo de modificar imagen a posteriori se interioriza y copia en la gente que distribuye sus imágenes por redes sociales. Las típicas "foto tuenti" tomadas a contrapicado (disimula la papada) y en el baño (la luz blanca es la que mejor ilumina) inundan internet, incluso poniéndose musculitos de más de forma tosca.

Hoy día cualquiera puede modificar con el paint o cualquier otro programa de edición de imágenes, aunque sea una foto para reirse un rato (yo misma, hace unos años, mantuve una batalla de fotos retocadas con un amigo XD aunque casi no acaba bien, al final logramos una paz pactada).

Hace tiempo, en un foro (cuyo enlace no he podido encontrar) vi una pregunta de un chaval, que quería regalarle una foto suya a su novia, posando él en la playa. Allí pedía ayuda a los demás foreros para que le indicasen cómo retocarla, y muchos de ellos se descargaron la imagen y le hicieron maldades... La que más gracia me hizo fue un perfecto photoshockeado en el que sólo estaba la playa en la imagen, y habían borrado al individuo en cuestión. No deja de ser una anécdota graciosa, pero el modificar imágenes al gusto no implica demasiado miramientos... O al menos a los foreros que se tomaron la libertad de crear su propia versión de la imagen XD

Siempre he sido una purista para las fotografías. No me gustaba retocarlas, porque eran perfectas tal como eran. Manejaba la velocidad de obturación, el enfoque, etc... proyectando mi imagen mental de la imagen que quería obtener al darle al botón de la cámara. Y aún así, esa imagen sólo sería una representación de lo que quería obtener. Más o menos lejana de la realidad que percibía.

Con el tiempo, me dejé seducir por el blanco y negro, la fotocomposición, panorámicas, altos contrastes... Instagram. Aún así, siempre intento quedarme con la original. Si ha pasado por algún filtro, lo digo igualmente. Si hay algún retoque, merece ser mencionado. No hay que engañar al espectador. Ha de saber lo que ve, y si ha sido modificado o no.

Como todo, el querer modificar el comportamiento de aquél que ve la imagen, no tendría más discusión si sólo fuera una mera mejora para el disfrute artístico. Pero lo cierto, es que las tonalidades, el enfoque, la luz, los contrastes, pueden resultar en cambios internos del individuo, haciendo que se forme una mejor o peor opinión de los sujetos retratados o la situación.

Los adolescentes tenderán a ser más agresivos si las imágenes refuerzan ese contravalor. Las niñas serán sexualmente precoces porque las imágenes así lo proyectan. Las mujeres serán esclavas de su imagen, queriendo ser delgadas, sin arrugas ni pelos, y los hombres poco a poco van por el mismo camino. Nos inducen a comer más de lo que no es sano, y nos venden como saludables cosas que no lo son según en qué cantidades. Manipulan la opinión mediante planos inclinados haciendo parecer culpables a presuntos inocentes, y limpian la imagen de aquellos que quieren manipularnos haciéndoles parecer claros y transparentes. ¿Hasta cuándo vamos a seguir con la farsa?

Apelo a la coherencia, a la sinceridad, y a retomar todos esos valores perdidos (pero espero que no extintos). No dejemos que nos venzan los intereses individuales de las grandes empresas para hacernos cumplir sus expectativas, prometiéndonos cumplir imposibles, que, tristemente, sabemos que no cumplirán, ni que manipulen nuestra opinión cuando los medios deberían ofrecer su información de manera objetiva...

Y vosotros... ¿Qué pensáis de todo ésto? ¿os gustan las fotografías naturales o las retocadas? ¿Qué tipo de fotógraf@s sóis vosotros?