19 abr. 2011

Música del pasado...


Llevo unos días que ya no pongo música en el ordenador, ni busco en el youtube ni siquiera enciendo la radio...

Me ha dado por rescatar mis antiguos CDs (originales, comprados después de escucharlos mil veces en las cintas "pirateadas") y he estado pensando en el "estado del arte" del panorama mercantil-musical.

Spotify cambia sus opciones, y ya has de tener cierta antigüedad para gozar de cientas ventajas. ¿5 veces máximo para escuchar una canción al mes? No puedo estar segura, dejé de escucharlo cuando comenzó la publicidad... Porque al fin y al cabo, buscar lo que sea para que la publicidad no te afecte me daba pereza, y ¿pagar? no hija no... aunque al principio tragaba, pero encima, ¡publicidad mala!, y mira que a mí siempre me ha gustado cierto tipo de anuncios (creativos, eso sí)...

También tuve en su tiempo last.fm, o no venía mal goear para escuchar canciones que buscases... pero no es lo que venía a contar.

Con la globalización, la internet, el altruismo colectivo y cada persona como mercado potencial, los representantes musicales se resisten a aceptar el cambio. El cambio de mentalidad que les ha llevado al cuento de la lechera, donde se afanan por lograr popularidad y dinero sin pensar en la calidad de su producto, ni en la extensión de su obra.

Antiguamente, con una cinta (por ejemplo DBK) podías grabar 45, 60 o 90 minutos y por no gastar pilas del "walkman" muchos las rebobinaban a boli. El que alguien tuviera una cinta y te la pasara para grabártela era lo lógico y común... o incluso podías comprarte algo a medias para poder tenerlo en casa y escucharlo.

Mi primer disco que me compré fue el de 'Agila', de Extremoduro. Y el segundo 'the fat of the land' de Prodigy. (Aunque ambos me los compré el mismo día, el orden es meramente alfabético, que era como estaban ordenados los discos XD). En una tienda del pueblo que hace mucho que está cerrada. En aquella época era caro darse un capricho de ese tipo, porque ciertamente, la música no es una necesidad básica para sobrevivir. No ganaba mucho dinero por ayudar en el negocio familiar, pero al menos tenía la independencia económica de poder gastar algo de mis ahorrillos en lo que me pareciera.

Supongo que fue en el colegio, con las compañeras de internado donde escuché ese tipo de música... También recuerdo que me compré años antes la cinta del "Currupipi mix" y me la robaron... Algo que no cabía imaginar en aquel entonces, el hacerse una copia de seguridad "por si acaso" y que ahora valida el poder copiar tu propio archivo por si el original peta ¿o no es así? ¿me lo habré inventado?

En aquellos tiempos, CANON sólo significaba una marca de máquinas de fotografía... y nadie entraba en los bares para ver qué tipo de discos tenías. Yo por aquel entonces trabajaba en el bar/cafetería familiar (Chez Marie), y ponía de mi música cuando me apetecía. Un día, un chaval llegó... "¿te gusta Prodigy?" me preguntó... Y ni corta ni perezosa le respondí que sí. Creo que no era del pueblo, pero me dejó un par de cintas para grabar... Esa noche en mi casa estuve dos horas al lado de mi "mini-minicadena" escuchando el material que me había pasado el desconocido mientras sin duda magnetizaba las cintas que había comprado esa misma tarde. Sé que le devolví las cintas, pero no volví a saber nada de esa persona, y recayó en el olvido...

Recayó en el olvido, hasta esta semana. Poniendo al día el blog de las poesías y las pinturas (Creatividad rezumante), tengo mucho material de aquella época... Tal vez por eso al rebuscar en el pasado, lo he acompañado inconscientemente con la música de esos días, y por eso, los recuerdos han aflorado... He pensado cómo la información se transmite por las personas, y cómo los descubrimientos musicales pueden ser realmente extraños. El chaval me dejó dos cintas: Daft Punk y The Chemical Brothers... Y realmente me encantaron. Ahora me pregunto, que si no hubiera ocurrido aquello, cómo serían mis gustos musicales hoy día... Aunque eso, nunca lo sabremos :D

(Para otro día, después de una sesión profunda de regresión a vidas pasadas ¿cómo descubrí Rammstein?)

Os dejo un par de links de las canciones más repetitivas en infinito, y que aún así me siguen encantando.




Si pudiera, le agradecería a esa persona su desinterés por compartir. Ojalá hoy día no fuera delito