14 jul. 2011

Consultar repertorio SGAE

Con todo lo que le está cayendo a la Sociedad General de Autores y Editores desde primeros de este mes (véanse noticias de Teddy Bautista, José Rodríguez Neri, Azcoaga y cía) no he podido evitar mantenerme informada sobre qué tal va la cosa (además de ser seguidora de David Bravo (@dbravo) en Twitter) y en qué acabará todo.

A pesar de que el canon digital se declaró ilegal por el Tribunal de la UE el pasado mes de octubre de 2010, hasta ahora no ha parecido que le importase al gobierno, que se han pasado los meses pensando en cómo cobrarnos lo posible cambiando la fórmula de lo que hasta ahora nos habían sableado (normal, ya que el canon digital era el bastión principal de la ley Sinde ¿no?). Y si no es así, por qué si quiero jugar al frisbi con un CD tengo que pagar aún los derechos de autor que aún no tiene porque sigue siendo virgen, o lo que es peor, por qué si ya van a quitar el canon, no me devuelven lo que he pagado por él.

En fin, mi reflexión de hoy va para el documento que te tienes que leer cuando vas a consultar la Base de Datos de Autores afiliados a la SGAE, para asegurarte de lo que escuchas no tiene copyright que te puedan pedir en forma de €dinero$.

Al entrar en la página, al menos a mí me sale que "Error SSL, el certificado de seguridad del sitio no es de confianza" lo que da confianza, sí. Aún así, yo que quiero leerlo, acepto y le doy a continuar de todos modos... ¡Si total!

Llegamos a la página

https://socios.sgae.es/RepertorioOnline/

donde os recomiendo que entréis para que lo leáis por vosotros mismos... Porque para poder consultar hay que aceptar las condiciones que salen en esa página. Si os las leéis, porque yo no las puedo reproducir ni copiar, ni nada de nada, ya que están sujetas a derechos de autor, veréis que son unas condiciones bastante pintorescas. Me arriesgaré comentándolas, que opinar se supone que es gratis aún en este país.

Primero te dicen que tiene información suficiente, pero luego que no te da garantías en cuanto a la exactitud. Además ¡se muestran los nombres a título orientativo!. Aunque eso sí, se actualiza diariamente. Por otro lado, ¡responsabilidades fuera!

Si el día que tú consultaste no estaba determinado autor, pero te han pillado con material de él que tú no pagas cristianamente, porque AHORA sí que está, pues lo sentimos, porque tendrás que pagar porque está. Y ni se te ocurra hacer nada (casi que mirar tampoco, o mucho menos retenerlo en la memoria) con la base de datos, porque está protegida con un aura invisible de poder de los derechos de autor mencionados anteriormente.

Y el último párrafo tampoco tiene desperdicio, porque tienes que aceptar y entender todo lo que te han dicho antes y aceptarlo. Osea, que ves una Base de Datos incompleta que en el momento que tú la miras pueda cambiar, y que si cambia has de estar pendiente porque si ellos te pillan y está en su Base de Datos, te van a cobrar... ¿no?

Y ahora, acepta... Pues bueno. Yo con mirar el copyright/copyleft que usen los autores que escuche, casi que me doy por enterada, pero esto da que pensar. ¿Es legal poner estas condiciones donde se lavan las manos e informan de bien poco, sólo de que se quitan responsabilidades y que allá tú?

¡En fin! Da mucho que pensar sobre cómo hemos podido llegar a aceptar esto, y esperemos que dentro de poco, con estas aguas revueltas, cambie y a mejor. Aquí os pongo cosillas que encontré en mi *Búsqueda de la verdad* y me parecieron interesantes. Con el primero, me dió un ataque de risa.

Enlaces de interés