21 oct. 2011

Cómo decorarse una camiseta con un motivo del personaje Nami en la saga Thriller Bark (One Piece) días antes de un salón del Manga

Bueno, puestos a poner tutoriales ¿Por qué no escribir uno sobre cómo decorarse una camiseta?

Ésta será parte del Cosplay (o disfraz de dibujito anime) de Nami, un personaje femenino, pelirrojo, de la serie interminable One Piece.



Lo primero, es esquivar porno raro buscar imágenes para ver qué modelo te gusta. Para facilitar el trabajo, os pongo un video que muestra muchos de sus modelitos:


La calidad del video es un poco "píxeles como centollos" pero como la serie es marina, nos hacemos a la idea de que son parte del decorado.

Aquí os dejo algunos enlaces por si queréis ahondar más sobre su historia.


Y una vez que ves todo lo visible, y lo intentas comparar con tu armario de ropa, eliges un modelito y te pones manos a la obra (yo aquí sólo me ceñiré a la camiseta):




Claro que aquí no hay espacio para todo lo demás... El presupuesto de la camiseta, inicialmente sería:

  • Camiseta roja / rosa oscuro / di tu el color; de 2 a 7 €, según disponibilidad en tiendas
  • Pinturas para tela (blanca, negra, rosa, amarilla); de 2,5 a 5€/bote, según tamaño y cantidad
  • Pinceles 
  • Rotulador especial tela, 3€ más o menos
Así que según lo que tengas en casa, te puede salir por 10 - 15€. ¿En tiempo? 5 o 6 horas, según maña, y si luego no pierdes tiempo en hacer entradas de blogs como ésta, seguramente menos XD

En fin, aquí os pongo las imágenes paso a paso. Yo en mi casa tengo maderas que un día fueron parte de una prensa (de prensar plantas para un herbario) y que me dan un avío estupendo para mis decoraciones camisetiles, así que lo primero es tensar la camiseta para poder pintar bien.


Lo siguiente sería hacer un borrador con tiza, que se va fácilmente con agua y sino con la mano. También se puede usar jabón.


Lo segundo es marcar con el rotulador negro el dibujo final, y pasamos a colorear.



Si no nos gusta como queda alguna zona (la tela destiñe un poco y se ve más rosita de la cuenta) Le damos una segunda mano, una vez esté medio seca (o seca entera) la primera capa de pintura.


Por último, repasamos el rotulador inicial, por si nos hemos salido al colorear, y para que quede más remarcado el borde del dibujo.


y ¡voilá! Aquí tenemos nuestra nueva camiseta personalizada para frikear agusto en eventos internacionales.

¡Ah! Antes de lavar, hay que fijar la pintura con la plancha, pero eso mejor hacerlo al día siguiente o cuando esté completamente seca la pintura. Darle la vuelta a la prenda, o bien ponerle un trapillo por encima al planchar (por si acaso). Y si aún quedan restos de tiza del borrador, se moja un poquillo y se va en seguida.

En fin, espero que os haya gustado. Cualquier sugerencia es bienvenida.